Chávez y su talón de Aquiles


Esta vez las declaraciones de Hugo Chávez con respecto a Colombia, sobrepasaron los límites admisibles en materia de relaciones internacionales, pisoteando cualquier consideración ética o diplomática, al dirigir una irrespetuosa propuesta al pueblo colombiano, en un acto que constituye una provocación y un atentado contra la soberanía de Colombia y no debería ser ignorado por las organizaciones internacionales.

Este dictador, cegado por su ambición de poder, ha ido demasiado lejos con su proyecto expansionista. Pretende hacer creer al mundo que le preocupa el futuro de nuestros países, y que está lleno de buenos propósitos, pero es evidente que sus intenciones distan mucho de ser dignas y no tienen nada que ver con la paz, ni con la prosperidad de América Latina. Solamente utiliza ese manto altruista, para enmascarar su verdadero objetivo, que es nuclear a la mayor cantidad de países suramericanos bajo su égida y extender sus dominios dictatoriales a todo el continente sur.

Con su verborrea socialista ha logrado montar su guiñol político con marionetas como Evo, Daniel, Correa, y algunos más, que se han dejado manipular por las cuerdas del titiritero mayor. Pero hay un obstáculo en su camino, una piedra en el zapato que lo tiene desesperado, enloquecido, porque le impide seguir escalando hacia la cima. Y es que su vecino más cercano, el Presidente Uribe, no tiene alma de marioneta y no está dispuesto a dejarse manejar por nadie, ni a bailar al son de ningún titiritero.

A Chávez se le trabó el paraguas cuando tropezó con Uribe, que le ha puesto los puntos sobre las íes, dejándole saber por lo claro y sin rodeos, que su país no va a aceptar su proyecto intervencionista. Colombia y su Presidente se han convertido en el "talón de Aquiles" para el simiesco tiranosaurio de Venezuela, que no contaba con este impedimento. Se la pasa buscando cualquier pretexto para insultar a Uribe y romper las relaciones con Colombia, y es que la rabia y la impotencia por no poder sumar un nuevo títere a su colección, lo están consumiendo.

En mi opinión, Alvaro Uribe es uno de los mejores presidentes que ha tenido Latinoamérica en varias décadas, y su gestión en el Gobierno de Colombia merece todo mi respeto, muy especialmente su posición firme frente a Chávez, que agiganta su estatura política, nuestro continente necesitaría varios Uribes para detener la escalada chavista. Espero que Dios le siga dando fortaleza al señor Alvaro Uribe para mantenerse incólume frente a tantas provocaciones.

Fue el único que ha sabido poner el dedo en la llaga, cuando en su momento le dirigió estas atinadas palabras: "Usted presidente Hugo Chávez habla de imperialismos, cuando basado en su presupuesto, quiere montar un imperio“ (Álvaro Uribe, presidente de Colombia).

Bravo Presidente Alvaro Uribe, adelante!!



Miriam De La Vega
Agosto 26, 2009

Entradas populares de este blog

Reir Llorando - Poema a Garrick de Juan de Dios Peza

Historias para reflexionar - La Balanza de la Fe