Una nueva soberana latina


Estoy viendo el certamen Miss Universo 2009, que este año se efectúa en Bahamas y en el cual se han reunido 84 de las mujeres más bellas del universo. Son 84 reinas, que se han preparado durante mucho tiempo y han dedicado un gran esfuerzo para llegar a este gran día. Ya tengo mis favoritas, espero que alguna de ellas sea coronada como soberana de la belleza universal de este año.

Esto hace revivir en mi memoria un evento similar que se efectuaba anualmente en Cuba cuando yo era una niña, recuerdo que esperaba el día del certamen de la Estrella del Carnaval, con tantas ansias como esperaba el Día de Reyes. Cuando comenzaba el espectáculo, toda la familia se reunía frente al televisor, mis padres, mi hermano, mis tías y mi madrinita, cada uno con lápiz y papel para hacer su propia selección de las ganadoras, al final los que acertábamos, éramos los ganadores de la noche.

En este momento viene a mi mente una anécdota muy singular, aquel año tan pronto comenzó el desfile de las participantes y apareció la número uno, yo dije con entusiasmo "esa va a ganar", todos estallaron en risas y me dijeron que me estaba apresurando demasiado, porque no podía decidir que ella ganaría sin haber visto a las demás, así que continuamos viendo el certamen y al final la ganadora de ese año resultó ser mi elegida, la muchacha que llevaba el número uno, Mayra Tirado, que fue una de las más lindas reinas del Carnaval que tuvimos en Cuba.

Precisamente, acabo de encontrar una canción de Frank Delgado dedicada a los carnavales de Cuba, y casualmente la primera estrofa dice así:

"Dónde fue a parar la infraestructura del recuerdo.
Dónde fueron a parar los carnavales, no me acuerdo.
Dónde fue a parar Mayra Tirado con su pelo medieval
y las estrellas de escoltas motorizados...."


Se que la mayoría de los cubanos que lean esta entrada se preguntarán de qué estoy hablando y es que varias generaciones de mis compatriotas ni siquiera sabían que en Cuba alguna vez se realizaron esos certámenes de belleza, pues lamentablemente, el Gobierno cubano los eliminó desde hace varias décadas. Una de las tantas lindas costumbres que le han mutilado a nuestro pueblo.

Acaba de concluir el certamen y hay una nueva reina latina, una vez más Venezuela se adueña de la corona de Miss Universo. Felicidades a Estefanía Fernández, la nueva soberana de la belleza del planeta.

Entradas populares de este blog

Reir Llorando - Poema a Garrick de Juan de Dios Peza

Historias para reflexionar - La Balanza de la Fe