La casa de Santa Claus en Hialeah


Como se los prometí, aquí les presento a  los auténticos sres. Claus de Hialeah (Juan y Cary Serra)
Si quieren ver algo atractivo en esta Navidad, sobre todo para los pequeños de la familia, les recomiendo pasar por el 7647 West 18 Lane de Hialeah.

Esta es la decoración exterior de la casa.
Ya es costumbre para muchos durante esta época del año, pasar por la casa de Juan y Cary Serra, una pareja sumamente entusiasta, que prepara con gran dedicación un show de luces y música en el exterior de su casa, una bella atracción a la que todos los años agregan algo. Este año entre algunos otros detalles nuevos, pondrán una máquina de nieve para que los niños que vengan puedan disfrutar de una nevada en pleno Hialeah.
Esta maravilla es el pueblecito que construyeron en la sala de la casa.
En el interior hay mucho más para ver, ya que los dueños construyen un pueblecito, donde no falta nada, desde un parque de diversiones, hasta una marina con barcos, todo eso sirve de marco a un hermoso nacimiento dedicado al niño Jesus. A mí me trae bellos recuerdos de mi infancia, porque mis tías hacían algo muy similar, con mucho menos recursos, creaban un pueblecito completo con lagos y montañas, y yo me sentaba horas completas a contemplar aquel maravilloso paisaje que mis queridas tías Acó, Teté y Yiyí creaban todos los años para glorificar a nuestro señor Jesucristo y para que yo lo disfrutara.

Estos maravillosos anfitriones abren su casa para todos los que quieran venir a disfrutar de tan extraordinaria decoración y reciben a los visitantes vestidos de Santa Claus y Mrs. Claus y además regalan golosinas a niños y mayores. Además, este año están dedicando todo su esfuerzo a una buena causa, pues están recaudando donaciones para The American Cancer Society.

Así que ya lo saben, no dejen de pasar en algún momento durante esta época navideña por la casa de Juan y Cary Serra, los nuevos Mr. y Mrs Claus, ellos los estarán esperando para abrirles las puertas de su casa y de su corazón, a la vez que alimentarán la fantasía de los pequeños, que pueden traer sus carticas y tomarse fotos con Santa y su esposa. Posiblemente nos encontremos allí, pues mi princesita Angie y yo somos asiduas visitantes del lugar.

Estos sí son los autéticos señores Claus de Hialeah.


Miriam De La Vega
Diciembre 12, 2010

Entradas populares de este blog

Reir Llorando - Poema a Garrick de Juan de Dios Peza

Historias para reflexionar - La Balanza de la Fe