NO PODEMOS, MI AMOR (poema)


No temas ni rechaces
tan lindo sentimiento
que fundió nuestras almas
en este loco amor.

Es algo que nos ata
y por más que tratamos
no podemos dejarlo,
no podemos, mi amor.

Trato de acostumbrarme
borrarte de mi mente
arrancar tus recuerdos
que se aferran a mí

Ya ves, no lo consigo,
tan sólo pierdo el tiempo
y al final siempre acabo
pensando más en tí.



Autor: Secundino Vega

Comentarios

  1. Estas acabando Secundino...eso solo lo inspira un gran amor....
    Isa

    ResponderEliminar
  2. Nuestro amigo Secundino Vega es músico y dentro de cada músico hay un romántico y un poeta. Me encantó este poema, por eso quise compartirlo en mi blog.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por publicarlo en tu blog Miriam, honor que me haces,creo que pronto tendre ofertas para una publicacion de mis poemas,:-) pues tu tienes muchos lectores de muy buen gusto ,no sabes cuanto Te doy las gracias por este gesto tullo y con una illustration tan bella, Yo por eso lo comparto contigo,pues tu tambien escribes cosas preciosas, y tu opinion para mi es de un gran valor, Te reitero las gracias y Te deseo muchos triunfos en tu andar por las composiciones , en este tu blog, donde siempre estoy atento a tus trabajos,que son siempre del agrado de tus lectores y mio propio. Saludos Dino

    ResponderEliminar
  4. Yo sé que regularmente visitas este blog y quise darte la sorpresa de que encontraras tu poema publicado, tal como sucedió con el anterior. Te quedó muy bonito y está pidiendo música a gritos para convertirse en una canción.

    ResponderEliminar
  5. Voy a seguir tu consejo amiga , voy a tratar de hacerlo , aunque puede requerir algunos pequeños cambios , sin afectar el contenido , definitivamente lo voy a tratar de hacer , gracias otra vez por tan bella precentacion , no me canso de mirarla, y por traerlo a la luz en tan importante pagina. con aprecio , Dino

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Reir Llorando - Poema a Garrick de Juan de Dios Peza

Historias para reflexionar - La Balanza de la Fe