Testimonio gráfico de una "potencia médica mundial"



Aquí se puede apreciar la situación en que se encontraba este paciente, totalmente carente de las condiciones, recursos y equipos médicos necesarios para que sus últimos meses fueran más llevaderos.
 
Recientemente una exiliada cubana, residente en Miami fue a Cuba a visitar a su padre que padecía un cáncer terminal y tras habérsele amputado una de sus extremidades inferiores, fue confinado a permanecer en cama durante varios meses, hasta su fallecimiento.

Las condiciones en que tuvo que permanecer este paciente, le hiela la sangre a cualquiera. Las fotos hablan por sí mismas, en ellas pueden constatarse la total carencia de recursos y de equipamiento. Luego de la amputación, ni siquiera tuvieron la posibilidad de conseguir una silla de ruedas para facilitarle la movilidad al paciente. Todo lo expuesto refleja el estado caótico en que se encuentran las instituciones, atención y equipamiento médico en el país que presume de ser una "potencia médica mundial".

Estas imágenes son la evidencia de una revolución que fracasó en todos los aspectos y que ni siquiera es capaz de ofrecer a sus ciudadanos un cuidado médico honorable o la posibilidad de una muerte digna.

Publico este testimonio gráfico a manera de denuncia, para demostrar al mundo la gran mentira que encierran los tan cacareados "logros de la revolución cubana" y la verdadera desgracia que tiene que sufrir día a día el cubano de a pie.





A falta de los equipos necesarios, los pacientes se las tienen que arreglar, aplicando la inventiva. En este caso, a falta de sondas, la esposa del paciente utiliza un tubito plástico y una botella de refresco.



 

Miriam De La Vega
Marzo 7, 2011

Entradas populares de este blog

Reir Llorando - Poema a Garrick de Juan de Dios Peza

Historias para reflexionar - La Balanza de la Fe