Entradas

Mostrando entradas de abril, 2012

Elegía a Ramón Sijé - Miguel Hernández

Imagen
Pensando en el poeta que ayer dejó este mundo en la plenitud de su vida, dejando proyectos inconclusos y mucha poesía por ofrecer al mundo, recordé este poema que Miguel Hernández dedicó a la temprana muerte de su gran amigo Ramón Sijé.



Elegía a Ramón Sijé

Yo quiero ser llorando el hortelano de la tierra que ocupas y estercolas, compañero del alma, tan temprano.
Alimentando lluvias, caracolas y órganos mi dolor sin instrumento, a las desalentadas amapolas daré tu corazón por alimento. Tanto dolor se agrupa en mi costado que por doler me duele hasta el aliento.
Un manotazo duro, un golpe helado, un hachazo invisible y homicida, un empujón brutal te ha derribado.
No hay extensión más grande que mi herida, lloro mi desventura y sus conjuntos y siento más tu muerte que mi vida.
Ando sobre rastrojos de difuntos, y sin calor de nadie y sin consuelo voy de mi corazón a mis asuntos.
Temprano levantó la muerte el vuelo, temprano madrugó la madrugada, temprano estás rodando por el suelo.
No perdono a la muerte enam…

Reir Llorando - Poema a Garrick de Juan de Dios Peza

Imagen
En este día triste he meditado mucho acerca de lo compleja que es la naturaleza humana. A menudo vemos a una persona sonriente, alegre, vital y damos por seguro que esa persona es completamente feliz, sin tener en cuenta que solamente hemos visto lo que esa persona muestra al mundo, pero nunca podremos saber lo que alguien lleva dentro de su alma. Como dice un conocido proverbio: "Caras vemos, corazones no sabemos".

Entonces recordé este viejo poema tan triste como real, el poema del payaso Garrick, a mis padres les encantaba y fueron ellos quienes me lo leyeron y a pesar de que aún era una niña, el mensaje me caló muy hondo.

Aquí se los dejo, para que reflexionen un poco sobre el tema.




REIR LLORANDO

Viendo a Garrick -actor de la Inglaterra- el pueblo al aplaudirlo le decía: “Eres el más gracioso de la tierra, y el más feliz…” y el cómico reía.

Víctimas del spleen, los altos lores en sus noches más negras y pesadas, iban a ver al rey de los actores, y cambiaban su spleen en carcajada…