Esperando la visita de Yoani Sánchez a Miami


Hay algo que me gustaría mucho saber y es qué harán durante la próxima visita de Yoani Sánchez a Miami aquellas personas que disfrutan descalificando, desacreditando y desprestigiando a la mayoría de los disidentes y opositores de la isla, pero sobre todo y con mayor alevosía a Yoani.

Cual será la reacción 
de los depredadores que no pierden oportunidad para atacar con odio visceral a esta frágil mujer, cuyo único delito ha sido dedicarse por entero durante años a denunciar la realidad de Cuba, las violaciones de los derechos humanos, la falta de libertades civiles, las persecusiones y ataques contra la oposición interna. 

Es necesario reconocer, aunque muchos se empeñen en negarlo y en no darle el crédito,  que Yoani Sánchez, fue la primera persona que desde la isla logró abrir una brecha en el muro, fue ella quien logró romper el cerco, iniciando la fuga de información desde el interior del país hacia el mundo exterior y ése fue el primer paso para comenzar a desenmascarar a los Castro, quitándoles el disfraz tras el cual se escondieron durante décadas. Y si una persona que logra hacer lo que ella ha hecho es un agente de la seguridad castrista, pues entonces valdría la pena que hubieran muchos agentes como ella.

Por eso me pregunto si durante la visita de Yoani a la capital del sol, esas personas se comportarán como corresponde a un exilio que busca la unidad de todos los ciudadanos cubanos contra un enemigo común y apoya a la disidencia interna, o si por el contrario se pondrán del lado de los tuiteros y blogueros oficialistas de la dictadura, atacando con infamias y golpes bajos a la bloguera, afanándose en enlodar su imagen y colocándola entre dos fuegos, para de esta forma darle a estos personajillos del submundo castrista un tremendo gustazo, apoyando la campaña difamatoria que desde hace mucho tiempo sostienen contra ella.

Dicho de otra manera, ¿seguirán estos exiliados cubanos el ejemplo de los izquierdistas brasileros con protestas y actos de repudio o  se comportarán a la altura de los ciudadanos amantes de la democracia, la libertad y la justicia? 

Eso nadie lo puede predecir, sólo Dios lo sabe, pero creo que llegado ese momento, cada cual deberá decidir si le hace el juego al régimen o le da una bofetada. 

En fin, como  diría nuestro amigo Fausto Malave, amanecerá y veremos. 


Miriam De La Vega
Febrero 19,2013


Entradas populares de este blog

Reir Llorando - Poema a Garrick de Juan de Dios Peza

Historias para reflexionar - La Balanza de la Fe