Libres o esclavos?

 
Ante los actuales sucesos de Venezuela, no puedo menos que pensar en la situación de nuestro país.  

Y es que hace mucho tiempo dejé de insistir en el tema de Cuba, porque comprendí que no se le puede imponer la libertad a quienes ya se creen libres, porque es lo que les han inculcado desde que nacieron, durante toda su vida les han vendido un concepto de libertad de acuerdo a la conveniencia de sus dueños y como no saben analizar por sí mismos, ni son capaces de tener sus propios criterios, en esas condiciones no hay nada que hacer. 
 
Lo primero que necesita un esclavo para ser libre es tomar conciencia de su propia esclavitud. No podemos liberar a un preso que es feliz en su celda,  que se siente libre tras las rejas y a quien la vida fuera de su cautiverio no le interesa. 
 
Cuando algunos deciden hacer algo, levantar un cartel, gritar Libertad, los demás los miran como si fueran extraterrestres, o los toman por locos, o lo peor, los consideran enemigos al servicio del imperialismo yanqui. ¿Qué se puede hacer en esas condiciones?


Cada cual tiene derecho a elegir su propia vida, ellos ya han elegido, o mejor dicho, han aceptado la que alguien eligió por ellos.



Miriam De La Vega
Marzo, 2014

Entradas populares de este blog

Reir Llorando - Poema a Garrick de Juan de Dios Peza

Historias para reflexionar - La Balanza de la Fe