Entradas

Mostrando entradas de junio, 2014

La frenética carrera del tiempo.

Imagen
Las horas corren raudas, agitando implacables sus manecillas en frenética carrera hacia el futuro. Diariamente aplaudes con entusiasmo esa velocidad que te acerca al tan deseado descanso semanal, sin darte cuenta de que con esa misma premura, vas perdiendo el vigor, la lozanía, el ímpetu, la intrepidez. Cada hora que pasa es un paso más hacia el ocaso de tu vida. 
Así se van las horas, los días, las semanas, los meses, los años.... y así, sin darnos cuenta, se nos va la vida. 
¿Alguna vez te has preguntado por qué vives con tanta prisa, con tanta angustia, con tanto estrés, sin detenerte a percibir la brisa que acaricia tu rostro o a contemplar un amanecer, una puesta de sol, o el majestuoso espectáculo que ofrecen la luna y las estrellas iluminando tus noches?
¿Has pensado por qué no compartes más tiempo con tu pareja, tus hijos, tus nietos, tus amigos?  ¿por qué no dedicarles más tiempo a esas personas que son importantes en tu vida? No imaginas la gran diferencia que haces cuando…

Todos somos hijos de Dios

Imagen

El casco y la moto

Imagen
Hace varios días alguien puso un post en Facebook alertando sobre la necesidad de usar el casco para prevenir una fatalidad cuando se viaja en moto.
Creo que realmente es una medida importante llevar el casco, porque está demostrado que el casco puede salvar tu vida.... bueno y la moto también.....pero si la dejas en la casa o mejor aún si jamás te compras una.
Sí, porque luego de analizar un montón de casos de conocidos, amgos y familiares que han tenido motos y han salido lesionados de mayor o menor gravedad y en algunos casos

han dejado la vida en el asfalto,  he llegado a la conclusión de que la mejor manera de evitar un accidente en moto es no montarse en ella.
(En memoria de Marcio Araujo, un amigo muy querido que siempre llevaré en  mi corazón)


Miriam De La Vega  Junio 3, 2014