El Amor es la Respuesta



El amor es la respuesta a la soledad, el hombre que ama nunca está solo. Y no me refiero solamente al amor de pareja, sino al AMOR en toda la extensión de la palabra, el AMOR que le da propósito y sentido a la vida. El amor a la naturaleza, al planeta, a la humanidad, a la vida, el amor a Dios y a toda su creación. El amor es la respuesta a todas tus preguntas, la certeza para todas tus dudas y la cura para todos los males del alma.

Si te sientes solo y triste, si parece que tu vida está perdiendo el rumbo y te falta el entusiasmo para seguir adelante, no te encierres en tí mismo y en tu soledad, por el contrario, levántate con el primer rayo de sol y piensa en la maravilla que Dios ha creado para tí. Sal a caminar, siente la caricia de la brisa en tu rostro, escucha el trinar de las aves matutinas que te saludan a tu paso y la risa contagiosa de los niños que juegan en el parque; siéntate bajo un árbol, cierra los ojos y sentirás que el amor crece dentro de tí y te desborda, echando afuera toda la tristeza.

Ama a todo y a todos los que te rodean, dedica una sonrisa al anciano que anda con pasos lentos, comparte algo de ese pequeño tesoro que llevas en tu bolsillo, con el mendigo que espera por tu caridad para poder comer un bocado. Cada vez que logres iluminar un rostro triste, será como si se hubiera encendido una estrella, sentirás una cálida sensacion de paz interior, que reconforta y sana el espíritu.

Al atardecer, contempla y admira la caída del sol, es uno de los espectáculos más hermosos de la creación y se repite cada día, para nuestro disfrute y para mostrarnos que cuando el día está en los instantes finales, el sol se magnifica y nos regala hasta su último rayo de luz, con la promesa de que su partida no es el final, porque volverá a levantarse radiante y luminoso al día siguiente.

Cuando logres sentir un amor pleno, auténtico y real, desde el fondo de tu ser, por toda criatura existente y por cada una de las cosas que te han sido dadas por el Creador, estarás en sintonía con su amor y vibrarás en la misma frecuencia del Universo. Entonces, nunca más te sentirás solo.




Miriam De La Vega
Septiembre 6, 2014



Entradas populares de este blog

Reir Llorando - Poema a Garrick de Juan de Dios Peza

Historias para reflexionar - La Balanza de la Fe