Entradas

Mostrando entradas de abril, 2015

¿Para qué perder el tiempo con el tema de Cuba?

Imagen
No quiero comentar sobre el tema de ‪Cuba‬, ¿para qué perder el tiempo con algo que no tiene remedio?, si los cubanos quisiéramos cambiar las cosas estaríamos todos unidos al pie del cañón, pero no es así, nosotros nos fuimos, buscamos la libertad lejos de nuestra tierra; mientras tanto, ellos se convirtieron en zombies, muertos vivientes, vegetando día a día en una isla carcomida por la miseria, el abandono y la destrucción.

Como dije en una entrada hace mucho tiempo, nada en esta vida debe imponerse, ni siquiera la libertad. Lo primero que tiene que hacer un esclavo para ser libre es tomar conciencia de su propia esclavitud, no se puede liberar a alguien a quien le han hecho creer que es libre y ha llegado a convencerse de ello. A los cubanos de la isla, como nunca conocieron la libertad, les contaron un cuento, les hicieron creer que el modo en que viven se llama libertad y se lo creyeron muy en serio, y lo peor es que andan defendiendo ese concepto distorsionado de libertad a ple…

No juzgues a los demás (Reflexión)

Imagen
No debemos juzgar, ni criticar a nadie. No importa cuánto creamos conocer a alguien, nunca sabremos lo que realmente guarda en su alma, no conocemos cuántas veces ha llorado, cuántas veces ha caído y se ha levantado, qué situaciones lo han llevado a decir lo que dice, a hacer lo que hace, a amar lo que ama, a temer lo que teme y a creer en lo que cree.

Para juzgar a alguien tendríamos que vivir su vida segundo a segundo y andar su camino paso a paso. Sólo entonces podríamos juzgarlo y eso solo un Juez puede hacerlo, porque es el único que conoce cada uno de nuestros pasos y sabe lo que cada cual lleva en su corazón.

Así que la próxima vez que sientas deseos de juzgar a alguien, recuerda que no eres nadie para hacerlo y que es mejor que dejes esa tarea en manos de Dios.



Miriam De La Vega - MDLV © Todos los derechos reservados                                                                      Abril 4, 2015

Me gusta la gente....

Imagen
Me gusta la gente que ama con locura hasta quedar exhausto  y aquella que no esconde su pasión, ni intenta  reprimir su frenesí.   La gente que ríe hasta las lágrimas  y aquella que se eleva hasta las nubes cuando hace el amor. Admiro a la gente que vive a su manera sin esperar permisos, ni aprobaciones. La que cierra los ojos para sentir  la tangible presencia del silencio. Me fascina la gente  que abre las cortinas para que entre la luz y los pulmones para que entre la vida. Adoro a aquella gente que admira de igual modo la fragilidad y la fortaleza.  Me encantan los que no temen  gritar sus anhelos al Universo y salen desnudos al encuentro de sus sueños. Me gusta la gente que tiene tanta prisa por vivir que salta de dos en dos los escalones y no se detienen hasta realizar sus más insólitas fantasías.  Me gustan los que sacrifican  su orgullo en el altar del amor, dispuestos a ver arder su ego  en la hoguera del perdón.

Miriam De La Vega Abril 11, 2015

Un excelente colectivo de trabajo.

Imagen
Cuando hago el recuento de mis bendiciones, no puedo olvidar que he tenido muy buenos jefes y compañeros de trabajo, tanto en Cuba, como acá, muchos con el tiempo se convirtieron en amigos muy especiales e inolvidables, con los que trato de mantener alguna comunicación, aunque la vida nos haya llevado por rumbos diferentes. No voy a mencionar nombres, porque temo que me falle la memoria, lo que últimamente me sucede con frecuencia, pero ellos saben perfectamente quienes son.

Y lo más importante, quiero decir que el grupo que compone hoy en día nuestro departamento es el mejor colectivo con el que he trabajado y es una bendición formar parte de él, todas son personas profesionales, que tratan de ayudarse unas a otras, en vez de hablar mal, o hacerle la vida miserable a los demás, como se ve en muchos lugares. Eso es una gran bendición, que hace que me levante todos los días con buena disposición para ir a trabajar.

Considero que es de vital importancia sentirse bien en el lugar de tr…

En casa del Padre

Imagen
Hoy le hice una visita a mi Padre Celestial, siempre digo que no creo necesario acudir cada semana a la iglesia, porque El está conmigo siempre, puedo comunicarme con El desde cualquier lugar y constantemete siento su presencia, su guía y su protección.

No obstante, hay días en que siento el impulso de visitarlo en su recinto, en esas ocasiones no lo pienso dos veces y voy de inmediato, no a la hora de la misa, me gusta ir cuando el salón está vacío, me siento en un banco y entablamos una amena conversación entre Padre e hija, que generalmente termina en lágrimas.

Hoy le agradecí por todas mis bendiciones y las de mi familia y oré por todos mis seres queridos y por algunas otras personas que lo necesitan mucho. Sé que El estaba a mi lado, hasta pude sentir su abrazo tranquilizador.

Salí de allí en paz, con la certeza de que mi Padre Celestial me escuchó como siempre lo hace, que recibió todas mis plegarias y que obrará en favor de ellas.

Amén.


Miriam De La Vega
Abril 1, 2015

Sintaxis de la felicidad

Imagen
A veces no somos felices por un simple problema de sintaxis. Sabemos que el orden de los factores no altera el producto, pero el orden de las palabras sí puede alterar el significado.
Aquí está el ejemplo: El verdadero secreto de la felicidad no consiste en tener todo lo que queremos, sino todo lo contrario, el secreto de la felicidad consiste en querer todo lo que tenemos. Así que, sin más dilación, arreglemos este simple error sintáctico para que podamos ser felices.
Desde hoy comencemos a valorar, disfrutar y amar todo lo que tenemos, estamos rodeados de bendiciones, pero no lo percibimos porque estamos inmersos en una lucha incesante por conseguir más, creemos que eso nos hará más felices y sin darnos cuenta, nos estamos perdiendo de disfrutar la verdadera esencia de la felicidad.
Si quieres ser feliz, recuerda que una simple corrección en la sintaxis de tus pensamientos, puede cambiar tu vida.

Miriam De La Vega Abril 1, 2015

Orar es conversar con Dios

Imagen
Amigos que me leen. Los que visitan habitualmente mi muro de Facebook o mi blog, saben que con cierta frecuencia les pido que eleven una oración por alguna persona que está atravesando por una situación difícil. Lo hago porque a través de la vida he comprobado el poder de la oración, he tenido grandes demostraciones, he visto suceder verdaderos milagros en respuesta a mis oraciones.

Pero quizás cuando alguien les pide que se sumen a una cadena de oración, muchos de ustedes se sienten algo desconcertados, porque piensan que no pueden hacerlo porque no conocen ninguna oración; no es así, todos sabemos orar.

Cuando alguien les pida que oren, o cuando sientan  necesidad de hacerlo por ustedes mismos o por algún ser querido, no tienen que decir necesariamente una oración de esas que aprendimos cuando pequeños y que muchos repiten de memoria como una letanía, no es necesario decir un Padre Nuestro o un Ave María.

Orar es conversar con Dios, y cada uno puede hacerlo de la manera que lo desee,…

La paleta del gran pintor

Imagen
Amo los ocasos y los amaneceres y adoro ver el paisaje en las mañanas y en las tardes desde mi ventana. La vista del lago nunca es igual, quizás por eso no me aburro de contemplarlo. Cambia el clima, cambian las tonalidades del cielo, cambia la iluminación, cambia hasta mi estado de ánimo, pero siempre encuentro paz y serenidad.

Siempre que miro el cielo matizado con pinceladas color rosa, azules, o doradas, y a veces todas ellas mezcladas creando tonos imposibles, mi corazón palpita de emoción y solo puedo admirar la obra del pintor, cuya paleta es capaz de lograr semejante maravilla, nadie lo puede igualar.



Miriam De La Vega
Abril 2, 2015