¿Para qué perder el tiempo con el tema de Cuba?












No quiero comentar sobre el tema de ‪Cuba‬, ¿para qué perder el tiempo con algo que no tiene remedio?, si los cubanos quisiéramos cambiar las cosas estaríamos todos unidos al pie del cañón, pero no es así, nosotros nos fuimos, buscamos la libertad lejos de nuestra tierra; mientras tanto, ellos se convirtieron en zombies, muertos vivientes, vegetando día a día en una isla carcomida por la miseria, el abandono y la destrucción.

Como dije en una entrada hace mucho tiempo, nada en esta vida debe imponerse, ni siquiera la libertad. Lo primero que tiene que hacer un esclavo para ser libre es tomar conciencia de su propia esclavitud, no se puede liberar a alguien a quien le han hecho creer que es libre y ha llegado a convencerse de ello. A los cubanos de la isla, como nunca conocieron la libertad, les contaron un cuento, les hicieron creer que el modo en que viven se llama libertad y se lo creyeron muy en serio, y lo peor es que andan defendiendo ese concepto distorsionado de libertad a pleno grito y a puño limpio, incluso hasta en foros internacionales, proclamando así su ignorancia a los cuatro vientos y haciendo gala de ella.

Entonces, la conclusión es que no vale la pena desgastar mis pobres neuronas en un tema que es un caso perdido, cuando hay tantas cosas que requieren de mi atención. A Cuba la llevo en mi corazón porque allí nací y guardo lindos recuerdos de momentos inolvidables de mi infancia y juventud en una hermosa casa, con una familia maravillosa, y valiosas amistades. Pero de mi familia, muchos ya no están en este plano, muchos otros están en el exilio y los que permanecieron allá, fue por su propia decisión.

Entonces yo simplemente elijo vivir mi vida, cargar mis propias cruces y disfrutar al máximo la bendición de estar en este país. Con Cuba tengo que hacer exactamente lo que he tenido que hacer con tantos seres queridos, dejarlos ir, aunque los llevaré por siempre en el recuerdo, pero debo aceptar que no hay nada que yo pueda hacer para recuperarlos ni a ellos, ni a mi país, al menos no en esta vida.



Miriam De La Vega
Abril 13, 2015



Entradas populares de este blog

Reir Llorando - Poema a Garrick de Juan de Dios Peza

Historias para reflexionar - La Balanza de la Fe