Sintaxis de la felicidad


A veces no somos felices por un simple problema de sintaxis. Sabemos que el orden de los factores no altera el producto, pero el orden de las palabras sí puede alterar el significado.

Aquí está el ejemplo: El verdadero secreto de la felicidad no consiste en tener todo lo que queremos, sino todo lo contrario, el secreto de la felicidad consiste en querer todo lo que tenemos. Así que, sin más dilación, arreglemos este simple error sintáctico para que podamos ser felices.

Desde hoy comencemos a valorar, disfrutar y amar todo lo que tenemos, estamos rodeados de bendiciones, pero no lo percibimos porque estamos inmersos en una lucha incesante por conseguir más, creemos que eso nos hará más felices y sin darnos cuenta, nos estamos perdiendo de disfrutar la verdadera esencia de la felicidad.

Si quieres ser feliz, recuerda que una simple corrección en la sintaxis de tus pensamientos, puede cambiar tu vida.


Miriam De La Vega
Abril 1, 2015

Entradas populares de este blog

Reir Llorando - Poema a Garrick de Juan de Dios Peza

Historias para reflexionar - La Balanza de la Fe