Entradas

Mostrando entradas de abril, 2017

La Otra (Cuento)

Imagen
Celia tenía 37 años cuando la conocí. Era extremadamente delgada, de pequeña estatura, pocas curvas, rostro anguloso, no era precisamente una mujer llamativa y quizás nadie se voltearía a mirarla en la calle. Sin embargo, me atrevería a decir que la belleza y la gracia que no brillaban en su aspecto exterior, le sobraban interiormente; si algo la caracterizaba era su serenidad, su trato cordial y aquella paz que emanaba de su espíritu. Siempre estaba lista para apoyar a quien lo necesitara.
No era de esas personas que siempre son el centro en una reunión de amigos, pero en el orden intelectual era brillante, era ingeniera química y desde hacía cinco años ocupaba la posición de Jefa del Departamento Técnico en la planta de procesamiento de gas donde tenía 45 personas bajo su mando. 
Estaba casada pero nunca hablaba de su esposo, a veces daba la impresión de que aquel hombre cumplía la muda e inmóvil función del resto de los muebles del apartamento donde vivían. Jamás supe su nombre, supo…

Eternidad (Prosa Poética)

Imagen
Amor es necesidad constante de tu piel, búsqueda de tu calor bajo las sábanas, dejar mi corazón entre tus manos con todo el riesgo que eso representa. Constante entrega, aceptación total, perdón sin límites.
La fe me ofrece paz, confianza y seguridad. Y sé que en tiempos futuros, en una ciudad cualquiera, se encontrarán dos "extraños" que quizás no hablarán el mismo idioma, pero ella reconocerá en el fondo de aquellos ojos la luz que un día iluminó sus mañanas y adivinará a su eterno amor bajo aquella piel inexplorada, tal como lo ha percibido tantas veces, bajo infinidad de epidermis. Y estarán de nuevo frente a frente, como ha sido siempre desde el inicio de los tiempos.

Y así continuará el teatro interminable de la vida, con escenarios cambiantes y argumentos renovados, pero debajo de cada nueva túnica, interpretando cada personaje, los actores seguirán siendo los mismos que una y otra vez y así cada nuevo encuentro será un punto de partida para una nueva vida juntos.

Ya sea…

Yo elijo el perdón (Reflexión)

Imagen
No cultivo el odio, ni el rencor. A veces me inunda la tristeza, el dolor me inflama el pecho y me duele hasta el alma, me he sentido disgustada, herida, defraudada, pero nunca he llegado a sentir odio por nadie. Agradezco a Dios por no haber permitido que mi espíritu se envenene con tan vanos sentimientos. A través de mi vida he aprendido que el odio y el rencor dañan más al que los siente que al que los recibe, son como un veneno que corroe el alma y no nos deja evolucionar como seres humanos, ni crecer espiritualmente y seguir adelante con la misión de nuestra vida.

El mejor remedio para evitar que esos sentimientos arruinen y marchiten nuestro espíritu, son el perdón y el olvido, yo los aplico siempre que alguien me hiere o me hace sentir mal, y lo hago principalmente por mí, porque el perdón y el olvido son acciones que me alivian, me curan, me liberan y me permiten seguir adelante. Perdonar nos hace libres.

La próxima vez que sientas que te invade el rencor y el odio te ciega, rel…

Confusión (Poesía)

Imagen
Te confieso que estoy harta  De buscarte en el silencio  En los pasos, en el viento Y en los recuerdos de ayer
Si fuera por mis instintos Solo quisiera volver   Al día en que te encontré Y hacerlo todo distinto
No entiendo como ha pasado  Cómo pudo suceder Que nuestra historia ha cambiado Y ahora ya no sé qué hacer
Si intentar recomponer Lo que tuvimos un dia  O sacarte de mi vida Y comenzar otra vez.

Miriam De La Vega - MDLV©
Todos los derechos reservados