JURAMENTO DE BUENA VOLUNTAD

Toda persona de buena voluntad, defensora de la justicia, la democracia, la libertad y el respeto a los derechos humanos, debería hacer el siguiente juramento:

Juro que no taparé la boca de los que no digan lo que yo quiero escuchar.
Juro que no amarraré los brazos de los que no hagan lo que yo quiero que hagan.
Juro que no consideraré como enemigos a los que no coincidan con mis opiniones.
Juro que no desacreditaré o desmoralizaré a los que se atrevan a diferir de mi criterio.
Juro que no actuaré como si yo tuviera la verdad absoluta y el mundo entero estuviera equivocado.
Juro que defenderé el derecho de cada uno a tener su propia opinión y expresarla con absoluta libertad, aún cuando yo no la comparta.
Juro que respetaré todos los derechos y libertades de los demás, así como espero me sean respetados a mí.

Y para que quede constancia de mis propósitos, hago este juramento ante Dios y ante los hombres, en pleno dominio de todas mis facultades.



Miriam De La Vega
Octubre 19, 2010

Entradas populares de este blog

Reir Llorando - Poema a Garrick de Juan de Dios Peza

Historias para reflexionar - La Balanza de la Fe