Para verte reir. Por Miriam Herrera




Para verte reir, me hice payaso
y me colgué un clavel en el ojal,
le robé a un gigante los zapatos
y cambié mi manera de pensar.

Para verte reir, canté muy alto,
y recité un poema a viva voz,
grité tu nombre al viento y sin recato,
me subí a un caballo volador.

Para verte reir, hice locuras,
até con cintas rojas tus desvelos,
descubrí la otra cara de la luna
fabriqué para tí, un mundo nuevo.

Y al filo de la noche y en silencio,
te alfombré todo el cielo de luceros,
y me vestí de magia y sortilegio,
¡para verte reir, mi caballero!

Miriam Herrera ©

Entradas populares de este blog

Reir Llorando - Poema a Garrick de Juan de Dios Peza

Historias para reflexionar - La Balanza de la Fe