Un Juego Temerario (Poema)







Un día descubres que no hay buenos ni malos
Que así como tú amaste, te han amado
Que tal como te hirieron, has herido
Que si otros te marcaron, tú has marcado

Que en alguien tú también dejaste huellas

Penas profundas, dolores incurables

Que tú también provocaste desengaños
Que alguien quizás pensó dejar la vida
Para huir del dolor que le causaste
Y ese día comprendes de repente
Que en asuntos de amor no hay inocentes
Que el amor es un juego temerario
En el que nadie sabe cuándo le tocará 

Ser de nuevo la víctima y cuándo el victimario.


Miriam De La Vega 
Mayo 5. 2016
- MDLV -
  © Todos los derechos reservados



Entradas populares de este blog

Reir Llorando - Poema a Garrick de Juan de Dios Peza

Historias para reflexionar - La Balanza de la Fe