Dios no nos da cargas que no podamos soportar



A veces nos suceden cosas que no esperábamos, nos sorprenden, nos duelen, nos hieren y llegamos a pensar que la situación nos sobrepasa, que es demasiado fuerte y que no estábamos preparados para enfrentar algo así. 

En esos momentos es bueno recordar que todo lo que sucede forma parte del plan de Dios para ayudarnos en nuestro crecimiento espiritual y que El no nos da cargas que no podamos soportar.


Miriam De La Vega 
Julio 29, 2013

Entradas populares de este blog

Reir Llorando - Poema a Garrick de Juan de Dios Peza

Historias para reflexionar - La Balanza de la Fe